Coca Trillini in Buenos Aires – Introduction to the Ritual Postures

Por Coca Trillini (For our Spanish Speaking Community)

La vida en este entramado de experiencias, de contextos, de búsquedas y de solidaridades nos permitió conocer el Método Cuyamungue.
Un grupo en Santiago de Chile, hace tiempo que viene practicando las posturas corporales y nos invitaron a participar de la experiencia en un primer momento y luego hacer el entrenamiento con Belinda Gore, una de las integrantes del Cuyamungue Institute. http://www.cuyamungueinstitute.com/

La antropóloga Dr. Felicitas D. Goodman, norteamericana, ha investigado y explorado posturas rituales del cuerpo como un medio para lograr un cambio de la conciencia corporal inducida – una experiencia “realidad alternativa extática”.

Descubrió que, cada postura corporal puede conducir a esta realidad alternativa, un campo expandido de conciencia, cuando se realiza en conjunto con el sonido de percusión rítmica adecuada, como un sonajero o tambor.
Esta tradición de la sabiduría chamánica tiene su fundamento en las raíces más antiguas de la humanidad. El resultado de esto es un proceso sistemático llamado “El Método Cuyamungue”.

Nuestro cuerpo es una “herramienta universal” para conocer a fondo las múltiples realidades que vivimos y para tener experiencia directa en la “red de información” viva de la conciencia.

El Método Cuyamungue utiliza el sonido de percusión rítmica combinada con posturas rituales del cuerpo que produce un profundo cambio en la conciencia que permite experimentar otra realidad o lo que se nombra como realidad expandida.

Los informes de cientos de temas de investigación y miles de participantes del taller han confirmado que la gente común puede tener experiencias muy extraordinarias. El Método Cuyamungue de la postura corporal ritual es una técnica muy segura, que también estimula las propias capacidades curativas.

Para entrar en repetidas ocasiones y con un objetivo en un estado de trance y para sintonizar a un campo diferente de conciencia produce cambios debido no sólo a los procesos bioquímicos en el cuerpo. La experiencia de estos sentimientos tiene un efecto en el desarrollo del ser de uno propio sin estar conectado a las condiciones, exigencias y dependencia. En el estado de trance, que es una mayor conciencia sobre el mundo interior, uno es capaz de conectarse a sí mismo con un campo de información diferente de la conciencia que constantemente crea a sí mismo y siempre conduce a nuevas ideas y puntos de vista. Los profesionales y los estudiantes han tenido algunos o todos de los siguientes beneficios:

  • Reducir el estrés y la tensión.
  • El aumento de la sensación de felicidad.
  • Inspira sentimientos extáticos de unidad con otras personas, la naturaleza, el universo.
  • La función cerebral mejorada – la capacidad de pensamiento más claro.
  • Despertar la creatividad.
  • Ayuda en la memoria y la concentración.
  • Tener las respuestas del sistema inmune positivos – una sensación de fuerza.
  • Mejorar la comunicación – un mejor entendimiento y relación con la gente en su vida.
  • Apoyo a la paz de la mente, los sentimientos de comodidad, y la liberación de la ansiedad.
  • sentimientos de expansión – un mayor conocimiento intuitivo en la vida de uno.

(Información extraída de los textos de Paul Robear y Laura Lee en la Web del Instituto)

Desde hace cuatro años, en Buenos Aires Argentina, estamos practicando  este método. Si te interesa tener más información podes comunicarte:  [email protected]

http://soniasantoro.com/index.php/articulos/otros-autores/item/somos-cuerpo-los-cuerpos-hablan